TE INTERESA

normativa etiquetado

Etiquetamos como hay que etiquetar

20 Nov 2019 no comments suministros Categories NoticiasTags ,

En Menudospuntocero cumplimos la legislación vigente sobre etiquetado (información al consumidor), que se rige por el Reglamento  (UE) Nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo del 25 de octubre de 2011, parcialmente en vigor desde diciembre de 2014 y obligatoria desde diciembre de 2016.

Todos los platos que salen de nuestra empresa pasan estrictas normas de calidad y rigurosos controles internos y externos, con plenas garantías sanitarias, y llevan el etiquetado visible y bien legible, con toda la información exigida por la legislación.

En las etiquetas aparece en primer lugar la denominación del plato y los diferentes ingredientes que lo componen, en orden decreciente de pesos.

Aquellas materias primas que constan de más de un ingrediente llevan, entre paréntesis, la lista de ingredientes que lo componen (subingredientes).

En Menudospuntocero  utilizamos materias primas y formas de cocinado habituales en cualquier cocina (verduras, legumbres, pastas, carnes, pescados…) sin añadir aditivos, aromas o conservantes. Los aditivos que aparecen en la lista de ingredientes proceden de las materias primas que forman parte de los subingredientes de los platos y no de nuestro proceso de elaboración.

Dentro de la lista de ingredientes aparecen los alérgenos que aportan los ingredientes del plato, entre paréntesis y de forma destacada (mayúsculas) para facilitar su identificación. También figuran las trazas (cualquier pequeña cantidad de un alérgeno que pueda estar presente en los alimentos, por minúscula que sea), en la parte inferior de la etiqueta.

Junto a este listado, se muestra la información nutricional, es decir, el valor energético y las cantidades de grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal de cada plato. Para facilitar cualquier comparación, la información que se facilita se refiere siempre a una cantidad de 100 gramos.

Además, la etiqueta contiene instrucciones de uso para una correcta conservación y preparación óptima. A toda esta información se añade la fecha de caducidad, a partir de la cual no puede consumirse porque supondría un potencial riesgo para nuestra salud, número de registro sanitario, peso neto y número de lote.

Recuerda: esta forma de etiquetar debes exigirla siempre cuando compres comida cocinada.

Si quieres más información sobre el etiquetado de los platos, aquí tienes un ejemplo, pincha aquí

Nos encantaría que visitaras nuestras cocinas centrales para que veas cómo preparamos los platos. Si quieres hacerlo, no dudes ponerte en contacto con nosotros.